Crivial 2016

Tipos de ventanas que puedes poner en tu casa

Si te estás planteando un cambio de decoración en tu hogar o simplemente realizar una mejora que contribuya a la sostenibilidad y eficiencia energética de tu casa, quizás te sea útil conocer qué tipos de ventanas existen hoy en día para uso doméstico.

Los 4 aspectos fundamentales que hay que considerar cuando para elegir el tipo de ventana que vamos instalar son:

  • El tipo de perfilería
  • El tipo de vidrio o cristal
  • El tipo de apertura
  • El diseño

TIPOS DE VENTANAS SEGÚN LA PERFILERÍA

Hoy en día, podemos encontrar muchos tipos de ventanas y ventanales de muy diversos materiales, pero los tipos de perfilería más frecuentes y demandados suelen ser: de madera, de PVC y de aluminio.

1. Ventanas de madera

Si lo que buscas es otorgar un aire rústico y natural a tu casa, las ventanas de madera son estéticamente muy atractivas. El material nos proporciona un buen aislante de manera natural.

La principal desventaja que presentan las ventanas de madera es, a parte del coste, el trabajo de mantenimiento que hay que realizar de forma regular para tener las ventanas como el primer día. Al ser un material natural es especialmente sensible al deterioro provocado por la radiación solar, a los microorganismos y al paso del tiempo.

2. Ventanas de PVC

Las ventanas de PVC han evolucionado mucho desde que realizaron su entrada en el mercado. Siguen ofreciendo un buen aislamiento, y últimamente son muy demandadas por la capacidad de insonorización que también añaden. Su mantenimiento es muy sencillo, y se pueden adaptar a cualquier espacio y ambiente gracias a la variedad de colores e imitaciones que presentan.

3. Ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio son una muy buena opción a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de ventana que podemos poner en casa. Indistintamente de la zona geográfica y la climatología de la región, son muy resistentes a los cambios de temperatura, la radiación solar y las inclemencias del tiempo.

Las ventanas de aluminio con rotura de puente térmico, son generalmente las que mejor niveles de aislamiento térmico suelen presentar. Hoy en día las ventanas de aluminio, son las más elegidas por los consumidores por sus prestaciones y, sobretodo, por la amplia gama de acabados y colores en las que se fabrican.

 

TIPOS DE VENTANAS SEGÚN EL VIDRIO O CRISTAL

Aspecto fundamental que no podemos obviar en la elección del tipo de ventana para nuestra casa, es sin duda, el tipo de vidrio. El tipo de vidrio nos determinará la eficiencia del aislamiento de nuestra casa, lo que va a incidir directamente en el nivel de confort de nuestro hogar.

1. Elige el nivel de confort térmico que deseas:

  • Bajo: para un confort térmico básico
  • Medio: para un confort térmico medio y obtener un ahorro energético
  • Alto: para maximizar el ahorro energético de tu casa

2. Elige el nivel de aislamiento acústico que necesitas:

  • Bajo: para casas en lugares tranquilos y silenciosos
  • Alto: para casas en lugares ruidosos o en la ciudad

3. Elige el nivel de seguridad y protección que quieras dar a tus ventanas:

  • Nivel 1: sin refuerzo de seguridad
  • Nivel 2: cristales con seguridad para las personas evitando cortes y daños ante posibles roturas
  • Nivel 3: incluye seguridad para las personas, con un refuerzo adicional para la protección de bienes

Una vez que tengamos las respuestas a esas preguntas, obtendremos el tipo de cristal más conveniente para nuestras ventanas. Podrás descargarte un ficha técnica sobre el mismo, con la que acudir a tu instalador o cristalería más cercana.
 

TIPO DE VENTANAS SEGÚN LA APERTURA

En cuanto a aspectos técnicos, tan sólo nos quedaría por elegir el tipo de apertura de la ventana que mejor se adapte a nuestras necesidades. Dependiendo de la funcionalidad de la ventana, o de la estancia en la que se encuentre, tenemos que valorar la apertura más práctica y cómoda para el día a día de la vida en nuestro hogar.

Existen varios tipos de ventanas según la apertura:

1. Ventanas de apertura practicable o abatible

Son las ventanas más clásicas o comunes en la mayoría de las habitaciones de las casas. Suelen ser de una o de dos hojas con una apertura lateral total. La principal ventaja, es su cierre completamente hermético que favorece un mayor nivel de aislamiento térmico y acústico. No obstante, estás ventanas ocupan mucho espacio cuando están abiertas por lo que sólo sirven para zonas despejadas de muebles u objetos cercanos.

2. Ventanas fijas

Ventanas que no tienen la posibilidad de abrirse. Se utilizan en habitaciones o edificios climatizados, tabiques interiores o cuando se quiere dar luminosidad y vistas a una habitación sin necesidad de ventilación.

3. Ventanas batientes

Son aquellas que se abren inclinándose ligeramente de arriba a abajo hacia el interior. Su apertura total no es posible, por lo que no permiten asomarse. Se suelen utilizar en oficinas, baños y garajes.

4. Ventanas oscilobatientes

Un sistema versátil de apertura que permite tanto la apertura lateral de las ventanas abatibles, cómo la apertura inclinada de las ventanas batientes. Esta última posición, se utiliza para ventilar las habitaciones sin necesidad de dejar abierta la ventana de par en par.

5. Ventanas corredizas

Son aquellas cuyas hojas se desplazan horizontalmente sobre un carril insertado en el marco. Son la opción adecuada para zonas limitadas por muebles o esquinas. Su principal ventaja es que no ocupan espacio adicional al abrirse, por lo qué suelen ser utilizadas en salones y plantas bajas con salida al jardín. Las principales desventajas de las ventanas correderas se refieren al aislamiento, ya que carecen de cierre hermético.

6. Ventanas osciloparalelas

Las ventanas osciloparalelas son aquellas que combinan el desplazamiento horizontal de las ventanas correderas, con la apertura inclinada hacia el interior.

7. Ventanas pivotantes

Son aquellas en las que la hoja de la ventana gira entorno a un eje central. Es habitual encontrarlas en buhardillas y tejados.

8. Ventanas combinadas

Aquellas que integran varias hojas con diferentes tipos de apertura en una misma ventana.

El factor final para seleccionar tus ventanas ideales, debería ser el diseño. La variedad actual en el mercado en cuanto a modelos, estética y colores es casi infinita.