Crivial 2016

¿Qué son las ventanas Oscilobatientes?

Las ventanas oscilobatientes son aquellas que tienen dos posibilidades de eje de giro para su apertura: uno en vertical (como las ventanas practicables normales y corrientes) y otro en horizontal.

En su eje vertical la ventana se podrá abrir del todo alcanzando, normalmente, una apertura de 180º. Mientras que en su eje horizontal, la ventana simplemente se reclina ligeramente (su grado máximo de apertura horizontal dependerá de las características del mecanismo instalado y de las dimensiones de la propia hoja de la ventana). Esta segunda modalidad de apertura se utiliza sobretodo cuando se quiere ventilar o airear la casa sin necesidad de dejar la ventana abierta de par en par.

Generalmente, la elección del tipo de apertura se configura desde una única manivela: en la que se puede optar por abrir de una forma u otra, con un simple giro de muñeca. 

Ventajas de las ventanas oscilobatientes

  • Mayor versatilidad
  • Alto nivel de aislamiento acústico y térmico
  • Cierre hermético entre marco y hoja
  • Permite limpieza de la cara exterior desde el interior del edificio
  • Permite regular el nivel de ventilación

En determinados casos, las ventanas oscilobatientes también pueden tener una segunda posibilidad de apertura por giro en el eje vertical, a través del sistema denominado microventilación, que abre de manera limitada sólo unos cuantos milímetros para la ventilación controlada de la estancia. 

Desventajas de las ventanas oscilobatientes

  • El coste de este tipo de ventanas es ligeramente más elevado frente a las ventanas practicables, debido a que el mecanismo de giro es más complejo.
  • Este tipo de ventanas exigen un cerco algo mayor, lo que repercute en una superficie acristalada ligeramente más reducida.
  • En las ventanas oscilobatientes debe verificarse de forma especialmente cuidadosa la calidad de su sistema de accionamiento, por estar sometido a mayores esfuerzos por su mayor peso.